Rocio Porres

Rocio Porres nace en Sevilla. Tras terminar sus estudios se traslada a Londres donde entra en contacto con el mundo del arte. De vuelta a España descubre la gemología y encuentra una forma de desarrollar su faceta creadora. Rocio construye un conjunto armónico en cada obra, dejando un trocito de su alma en cada pieza.

Sus constantes viajes por el mundo han impregnado su obra con un carácter cosmopolita.
Creadores del mundo de la moda han mostrado su respeto hacia su trabajo, incluyendo  sus diseños para  sus pasarelas. Compagina el diseño y creación de sus propias piezas con la venta de esculturas y joyas de Salvador Dalí entre otros artistas. Su fin: unir joyas y arte, crear piezas únicas dotadas de belleza y equilibrio.

Las joyas de Rocio Porres transmiten a través de los sentidos,  siempre dicen algo y nunca dejan indiferente. Aportan algo más, un sello distinto. Metales nobles y piedras preciosas se unen de una forma aparentemente sencilla, para dar paso a obras de arte,  pequeñas esculturas que se pueden llevar puestas.

El uso de la técnica de la cera perdida, la misma que se utiliza para la creación de Esculturas, da a su obra un componente artístico.
Toma prestadas ideas de cualquier época, evocando a veces otras culturas, transportando a la persona que lo ve a un estado de bienestar. Consigue interpretar las ideas de las personas que se acercan a su taller, creándoles la joya precisa para un momento determinado. Joyas para cualquier edad y para cualquier momento.